Marcas personales



Maraton San Sebastian 2016-----2h39m41seg


1/2 maraton pamplona 2014-----1h14m20seg


Laredo 10km 2013-----------33 m54seg


3 km PC zaragoza 2014---------9:36:88



21/6/15

Semana 14 para Berlin Marathon



Esta semana he empezado la preparación para la Marathon de Berlin que se celebrara el 27 de Septiembre.

Esta semana me ha servido para ver como estoy mas o menos, por fin he podido quitarme la dependencia de correr una carrera el finde.

El lunes entrene 14 kms a 4:15, la Periostitis posterior practicamente ha remitido.
Llevo varios días con molestias en el periostio anterior de la pierna izd y en el tendón de Aquiles derecho.
Estas molestias son menos molestas que la que estuve arrastrando, si reduzco las competiciones creo que irán mejorando.

El martes, viernes y domingo descanse.

El miércoles me metí un pequeño calenton 13 kms a 4:26 con 2 series de 1600, 5:31 y 5:26.
Entre medio 800mtrs de recuperación en 4 min.

El jueves 13 kms de recuperación a 4:26

El sábado 22 kms por las pistas del valle de Aranguren a 4:22 y 133 ppm.

De momento el plan es seguir con 4 días, poco a poco ir metiendo kms porque me estaba costando una barbaridad pasar de 14 kms y ver si las molestias van remitendo.

Iré colgando semana a semana el entrenamiento realizado y poco a poco Berlin se acercara.

Sera mi 19 Marathon y posiblemente la ultima vez que intente batir mi marca de 2:41:23, espero afrontar este reto con ilusión y cruzo los dedos porque las patas me den la opción de poder afrontarla con posibilidades de atacar cada Km dignamente.




19 comentarios:

  1. Una cuestión de procedimiento, Roberto: ¿no son 15 demasiadas semanas? Yo pensaba que con 12 se iba que se ardía. Doy por supuesto que las primeras serán bastante relajadas. Ya veo que ahora vas a publicar tus entrenos (muy interesante, pero a ver si vas a dar información a los rivales), pero me gustaría saber cómo divides a grandes rasgos la preparación (acumulación, disociación, específico, ultrasensibilización & compensación, tapering, etc.) y si dejas algo a la inspiración o si eres de los que siguen los planes al pie de la letra.

    Seguro que todos aprendemos algo de aquí hasta Berlín.

    Ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada maestrillo tiene su librillo. Si Roberto tiene bien interiorizada la costumbre de un período premaratón de 15 semanas, no hay que discutírselo. Evidentemente, la carga kilométrica no va a comenzar el primer día, seguramente no introducirá tiradas de 30K a ritmos de 10.000 hasta la segunda-tercera semana, y ya la cuarta-quinta meterá el 30 y pico semanal después del día de series largas. Yo le veo bastante sentido a hacerlo así para ir tranquilo, sin agobios, y para llegar a la semana 14 descansado pero acumulando picos de 150K semanales, más o menos. Bueno, claro, tampoco seamos muy dogmáticos con el total semanal, dependerá de las sesiones que haga (y si dobla, ya para qué hablar).

      Tiene buena pinta el tema de Berlín. Si acaso, lo que no me gusta es ese tono épico-fatalista con que comentas que posiblemente será la última vez que intentes hacer marca. Por un lado, y quitando los achaques que puedas tener (que los ignoro), estás en la edad perfecta para ir rebajándola, pero haciendo las cosas con cabeza, que en la opinión de much@s es lo que más falla. Por otra parte, y en relación directísima con lo anterior, yo nunca iría a un maratón con ese planteamiento de "Es mi última bala", con obligación de hacer marca sí o sí, como si de verdad fuese mi última prueba de nivel (te garantizo que eso no lo decides tú), o como si acudieras con el objetivo de lograr una mínima para un campeonato, para el maratón de Londres, etc. Es una presión añadida nada recomendable, y muchísimo menos en tu caso. Aunque, como siempre, el que manda eres tú, que para eso te lo curras durante las 6-7 sesiones semanales (o más, si doblas).

      En cualquier caso, interesantísimo tu reto.

      Mucha fuerza.

      Eliminar
  2. Ja, ja, ja...
    Anónimo, ¿no le estás planteando a Roberto una preparación un tanto flojilla? ¿Semanas de "sólo" 150 kilómetros? ¡¡¡¡A ver si va a llegar corto de forma!!!!

    Los adeptos al acumular por acumular me ponéis de los nervios. En 1997 hice marca (por elegancia no la digo) con una semana pico de 80 kilómetros. Nunca volverá a haber un maratón de Benidorm como aquél: día 100% perfecto. Aquí entran en juego demasiados factores. Es imposible controlarlos todos.

    Eso sí, doy la razón a anónimo en lo tocante al último maratón con posibilidades de marca. No es buen planteamiento. Personalmente me iría al otro extremo: ES EL PRIMERO EN EL QUE VOY A BAJAR MI MARCA.

    Y a partir de ahí...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual a estas alturas de la semana es demasiado temprano para entrar en un debate de este calado, pero desde mi punto de vista el maratón es una disciplina que solamente puede ser dominada "por aplastamiento". Es decir, cuanto más acostumbrado estés a hacer rodajes largos e intensos, mucho mejor. ¿Para qué quedarse en 30K con buenas sensaciones si luego el día de la carrera todavía deberás recorrer una zona desconocida de 12K (el hecho de que el muro se encuentre aquí no es casual)? Salvando las distancias, estoy convencido de que en el maratón puede y debe aplicarse una metodología parecida al de pruebas con recorrido más corto.¿Por qué no hacer varias sesiones de 40K durante la preparación? ¿O por qué no hacer test a ritmos de competición sobre 37-38 kilómetros? Puedo entender que, por razones de superstición (el único motivo respetable, en mi opinión), no se quiera llegar al kilómetro 42 en un entreno; pero es que contra eso también tengo argumentos: ¿por qué no hacer 43, 44 o 45 kilómetros para ser plenamente consciente de que "se ha estado ahí" y de que se ha ido más allá? No concibo un refuerzo de la voluntad más potente que el de este planteamiento.

      Siempre he pensado que esa preparación "totalmente fiable" del 50-60% de la distancia sobre la que se competirá es equivocada. Cuanto más acostumbrados estemos a movernos por encima de 30K de manera habitual, más clara será nuestra percepción de lo que hay que hacer el día de la carrera, aparte que tendremos menos probabilidades de venirnos abajo debido a las "sensaciones desconocidas" o similar.

      Ya sé que somos sólo populares, pero la diferencia con atletas de élite únicamente es el ritmo. ¿Que tienes que hacerte 35K a ritmos de entre 3'45" y 3'30", en lugar de hacerlo a 3'15" como un profesional? Parecerá desgastarse por amor al arte, pero SEGURO que el día de la carrera esas 20-25 sesiones acumuladas durante la preparación dan su fruto. Eso, claro está, si se hace bien el resto de trabajo, y aparte las series cortas/intermedias/largas, el fartlek, los entrenos de ritmos contrapuestos y el entreno piramidal previo a algunos domingos de competición "en fatiga".

      También podría subirse un nivel, pero considero que la exigencia no compensaría en términos de resultados.

      Buena semana a todos.

      Eliminar
    2. Joder, Maratoniano sin blog, la verdad es que tus planteamientos estajanovistas me parecen un poco salidos de madre. Para hacer esos entrenos hay que ser marciano... o meterse algo :)))

      Que me estreso!

      Eliminar
    3. ¿Marciano dices? No por cierto. Yo solía correr con el ya desaparecido Atlético Indauchu, y allí todos los fondistas andábamos igual gracias a nuestro recordado Félix el entrenador, seguidor ferviente de Bill Dellinger, el entrenador del equipo de pista y campo a través de la Universidad de Oregón (de cuya forja salió el ahora dicen que controvertido Alberto Salazar), por lo que era partidario de, digámoslo así, "taza y media". Las palizas que nos metíamos eran de órdago comparadas con los planes que se ven hoy en día en las revistas. Lo que sucede es que ahora, con perdón, el maratón ha perdido su halo y su atractivo. Cualquiera puede correrlo (da igual el crono, ¡olé tus cojones!, todos los que acaban son "triunfadores") y eso ha dejado el nivel atlético por los suelos. Ver en las redes sociales a gentuza arribista como el autodenominado Novatillo dándoselas de gurús tras un par de años corriendo (permitiéndose el lujo de descalificar a una carrera por "no tener corazón"; o teniendo la suerte de ser fichados como prácticos, que no liebres para un maratón en Pamplona sólo porque algún tonto del haba está pensando más en la repercusión de la prueba en Twitter que en el propio prestigio de la misma) me provoca arcadas. Porque un maratón no se corre sonriendo y chocando manitas, sino con un rictus en la cara que tiene que ser el equivalente de que te entren ganas de cagar mientras buceas bajo hielo: hay que ir con la duda sufridora de no saber si lo mejor es parar a descargar o seguir buscando la salida, y lo habitual es hacértelo encima mientras das boqueadas desesperadas. Ése es el espíritu, como diría Félix. Para correr por correr te vas al parque y te dedicas a contar flores. Yo a Roberto no lo conozco, pero por lo que veo es el típico purasangre que sólo se siente cómodo si se desboca. Lo que pasa es hay que saber gestionar esa energía hasta el final. Por eso digo que poco a poco, aunque lleve casi 20 salidas de maratón se nota en sus reflexiones que es como si acabara de empezar. Le falta sumergirse en lo que es el maratón, meterse de lleno.

      Y sobre lo que insinúas de meterme algo... Joé, pronto me sacáis el tema. Siempre es así cuando hablas de gente que se esfuerza entrenando, que está dispuesta a llegar al límite... Qué previsible es esta sociedad. Y qué mal enfocado tiene el tema de las ayudas externas, del (como lo llamaba Félix y lo llamo yo y mucha otra gente) SALTO DE CALIDAD. La gente se cree que el que toma algo ya va a ganar la carrera sin despeinarse, sin sudar. Lo que no os paráis a pensar es que el consumo puntual de alguna cosa no suele ser para buscar un resultado o para ir silbando cuando llega el muro. No, no, qué va. El que se compromete hasta tal extremo con su dedicación, en este caso el fondo atlético, que decide buscar un estímulo que no está en su cuerpo (de la misma manera que no lo están el agua o las sales o las proteínas o las vitaminas que consumimos para recuperarnos), en realidad está firmando un gesto de valentía. No seamos ingenuos. Se toma algo no para que te lleve el viento, sino para sufrir el doble o el triple que los demás entrenando, para sufrir como un perro. Eso, claro está, luego se traduce en resultados. Pero el resultado no es un 4 que sale de un 2 + 2. Entre otras cosas porque ni tan siquiera todos los que se atreven a buscar el sufrimiento más allá de sus límites entrenando luego tienen lo que hay que tener, o se vienen abajo, o es demasiado el castigo para ellos.

      Aquí hablaría largo y tendido de hipocresías y demás. Pero no es el lugar ni, sobre todo, el momento.

      Resumiendo, yo recomendaría a Roberto (y a todos los que estén dispuestos a padecer un maratón, no a terminarlo de cualquier manera) que se planteen cuál es su grado de compromiso, hasta dónde están dispuestos a llegar. Esto resulta esencial y en el 99,9% de los casos marca las diferencias.

      Perdón por el tochillo.

      A ver si opinan otros, como en el post anterior, que no quiero que penséis que quiero protagonismo ni nada.

      Eliminar
  3. Como igual me ha quedado un poco ambiguo el comentario anterior decir que nunca he dado positivo ni cuando era federado ni ya después de la lesión como popular. Por tanto: yo no me dopado.

    Si eso es lo único que le importa a la peña, pues lo puedo confirmar y decir así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, me parto con los comentarios: "A ver si vas a dar información a los rivales" Sin duda, los entrenos de la bala naranja son una información más codiciada que la fórmula secreta de la cocacola, jaja.

      Y esa oda al dopaje me ha parecido repugnante. Y te delata. Que el doping es un gesto de valentía? Es un gesto de cobardía. Es hacer trampas, jugar sucio, engañarte a ti mismo y a tus rivales. Y por cierto, Armstrong nunca dio positivo en sus siete tours e iba hasta las trancas, y a él, a diferencia de a maratonianos globeros, le hacían infinidad de controles...

      Eliminar
  4. Maratoniano sin blog, no se si has corrido maratones pero desde mi punto de vista no tienes ni puta idea.... con hacer un par de rodajes de 2h-2h15 a ritmo maratón es mas que suficiente..... maratoniano sub 2h30.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ya empezamos a descalificar? Yo no me metido con nadie. Tan sólo expongo mi punto de vista, basado EN LA EXPERIENCIA. Evidentemente, si a ti te vale con ese par de rodajes de 135 minutos a ritmo de maratón, pues enhorabuena. Pero yo entiendo que te quedas corto y que no tiene sentido hacer kilómetros basura a 3'50" si luego no vas a correr ni uno a ese ritmo el día D (o al menos eso pondrá en tu plan, ¿no?). No quiero polémicas, pero déjame decirte que hacer 2h29'59" es como hacer sub 2h40', estás prácticamente en el mismo espectro de sufrimiento. Muy loable, sin lugar a dudas, pero también indudable que tiempo y trabajo mal aprovechado. Por supuesto, aparte, no es lo mismo apuntarse a un maratón a nivel del mar que a uno que se celebra, por poner tres ejemplos que conozco bastante bien, en Quito, en Colorado o en Argentières.

      Sin más. Gracias.

      Eliminar
  5. Sí, sí... espectro de sufrimiento... aquí me parece que hay mucho fantasma!!!!

    ResponderEliminar
  6. Aitziber for president.

    ResponderEliminar
  7. Hace mucho tiempo que no encuentro tantas entradas seguidas hablando de atletismo de competición específico. Claras, concisas y explicadas.
    Si correr se parece al ciclismo respecto a la preparación, soy de la opinión de que hay que ajustar los entrenamientos al deportista, entonces la versión Roberto Tanco será válida respecto a qué el conozca su cuerpo y limitaciones.
    ROBERTO, si me permites, SALES COMO LOS TORICOS EN SANFERMIN, AL PRINCIPIO A TOPE Y LUEGO...
    Creo que mi aportación no os aclarará nada ya que se os ve bien vestidos en atletismo. Suerte a todos y al protagonista del blog, que no somos nosotros.
    Jose

    ResponderEliminar
  8. Esto del running es casi como el sexo , lo importante es la afición.

    Yo desde hace un tiempo intento no censurar ninguna ya que con el paso de los años en esto cada vez respeto mas la maratón y a los corredores que se toman esto como una filosofía de vida aunque su visión sea diferente.

    Se perfectamente cuales son mis defectos como corredor y no me importa mantenerlos siempre que mantenga mi arma mas potente, la ilusión.

    Puedo estar al 100% o lesionado, puedo estar rápido o cansado pero he de sentirme con ganas de quemar zapatilla para conseguir batirme a mi mismo.

    ResponderEliminar
  9. Muy bien Roberto, muy bien respondido. Aupaaaaaaa tú y tu estilo inequívoco.

    ResponderEliminar
  10. Hola Roberto, ¿vas a correr el sábado?
    Un espectador

    ResponderEliminar
  11. Feliz kilómetro 40!!!!!

    ResponderEliminar